“Ysis” y “Yaques”

Seguir leyendo

Publicado en Desvaríos varios | 2 comentarios

Todo tiene un principio…

Imagen

 

Arrancamos…

 

Y bien. Aquí estamos! No tengo la intención demasiado clara de lo que va a ser esto, pero por fin me he decidido tras cinco años de escribir posts en otro blog, anónimo y desconocido para mis conocidos… Hoy por fin saco mi cabeza al mundo y grito; Aquí estoy!!! Con nombre y apellidos y con ganas de expresar lo que siento, de qué color veo al mundo, a la gente que me rodea y las experiencias que me ocurren a mí, en primera persona, o a mis conocidos como espectadora.

 

Hace poco he cumplido un año más, y he decidido que este va a ser el que marque el antes y el después. Llevo mucho tiempo siendo políticamente correcta (cosas de la educación supongo…) y me apetece gritarle al mundo lo que pienso sin tapujos, lo que soy irremediablemente y permitirme el hecho de cambiar de opinión sin que nadie juzgue si hago bien o mal, sin tener que explicar de más, tan sencillo como plasmar en la pantalla lo que me salga del corazón o de la cabeza, sin priorizar a ninguno de los dos órganos… y en cualquier caso, cuando se me juzgue (que más de uno lo hará), espero que no me importe…, porque, y sin querer faltarle el respeto a nadie, yo soy así, y cambiaré sólo cuando yo crea que he de cambiar y porque me de la santa gana de hacerlo (ya me ha quedado esto como una canción de Alaska…). Sin más.

 

No sé a vosotros, pero a mi en mi vida me han dado tantas opiniones sobre lo que hago o dejo de hacer, sobre lo que pienso o cómo debería pensar, sobre cómo soy o cómo debería ser, lo que malgasto y debería aprovechar, en fin…, que podría tejer con todas ellas una mantita de patchwork y me daría para cubrir un campo de fútbol… A fin de cuentas, he ido haciendo según he querido, pero he dejado de hacer, decir o evitar pensar en muchas otras por no decepcionar, por no fallar, y al final, una se reencuentra consigo misma y se da cuenta que es a la única que no puede fallar y que esa voz interior no callará ni dejará de repiquetear hasta que no lo haga.

 

Y ya veis, esto tenía que ser un inicio y se ha convertido en una declaración de intenciones, o de principios, o no sé, pero en una declaración a fin de cuentas.

 

Me encantaría ver que los que leáis interactuáis conmigo, porque de eso se va alimentar básicamente este espacio, de sentimientos, de experiencias, propias o ajenas, pero en todo caso, compartidas.

 

Empezamos, niñ@s al salón….

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios